Cecilie MANZ : Creador del Año de MAISON & OBJET

Desde 1995, MAISON & OBJET ha sido el punto de encuentro internacional de los profesionales del arte de vivir, el interiorismo y el diseño. Reúne cerca de 3.000 expositores y más de 85.000 visitantes únicos, de los cuales el 50% son internacionales.

 

Creador de encuentros y revelador de talentos, el salón ofrece dos veces al año nuevas fuentes de inspiración, descifrando las tendencias de hoy y de mañana. Por lo tanto, se impone como un verdadero catalizador para el desarrollo y el crecimiento de las marcas.

 

MAISON & OBJET PARIS distingue en cada una de sus sesiones las firmas más destacadas de la actualidad internacional del diseño y la decoración eligiendo al Creador del Año.

 

En enero de 2018, presenta el talento de la diseñadora Cecilie Manz

 

Después de graduarse en la Real Academia Danesa de Bellas Artes, Diseño, Objetos y Muebles en 1997, esta elegante cuarentañera completó su formación en la Universidad de Artes y Diseño de Helsinki y fundó su estudio en el centro de Copenhague al año siguiente.

 

Si la energía de la ciudad es esencial para nutrir su creatividad, todas las noches vuelve a su casa en las afueras y a su jardín arbolado donde mantiene su vínculo con los elementos.

 

Como muchos diseñadores daneses, este equilibrio entre civilización y naturaleza es vital en su proceso creativo.

 

Su primer proyecto, “The Ladder”, una silla/escalera, fue adoptado rápidamente por Nils Holger Moormann después de que este editor alemán descubriera su prototipo en una revista de decoración. El otro proyecto fundador de su carrera será la lámpara Caravaggio (2005, Lightyears). Más que un simple best-seller, un éxito de ventas…

 

Cuando se sienta a su mesa de dibujo, siempre sigue el mismo proceso: hace muchos bocetos a mano y luego se acerca a las líneas de producción. Después de visitar la fábrica, afina y adapta sus trazos a las técnicas que dicha fábrica utiliza. Este otoño, esta diseñadora eminentemente industrial viajó a Japón donde ha colaborado en el proyecto Moku, con Actus, una editorial de muebles de madera, y también para la exposición Danesa-Japonesa “Everyday Life – Signs Of Awareness” en el Museo de Arte Contemporáneo del siglo XXI en Kanazawa.

 

Más que un estilo, el enfoque escandinavo que reivindica – pero que a menudo encuentra algo exagerado… – “debe reflejar el modo de vida de estos países“. Esto se traduce en Cecilie Manz, en un sutil juego de matices de grises y colores más brillantes.

 

Esenciales, siempre incluye su paleta desde el origen de un proyecto porque ayuda a afirmar la identidad del producto. Sus orígenes escandinavos trascienden también en su voluntad de eliminar todos los elementos superfluos y de conservar lo esencial, aunque la sencillez de las líneas sea un reto cada vez renovado.

 

Este otoño, Cecilie Manz se lanza con nuevas piezas y regresa a proyectos más antiguos. Experimenta mucho en su taller y mostrará a MAISON & OBJET en enero de 2018 el fruto de su investigación. Su exposición presentará piezas existentes y novedades en un ambiente cálido que sigue siendo el leitmotiv de su obra.

 

Fuente: Prensa M&O