Maison & Objet está a la altura del desafío: la edición de septiembre cumple todas sus promesas, allanando el camino para un futuro aún más ambicioso.

 

Tras la clausura de esta edición de septiembre de Maison & Objet , expositores y visitantes abandonaron el recinto ferial con sonrisas en sus rostros.  Después de 15 largos meses de verse privados de eventos presenciales, los profesionales de la industria de los sectores de la decoración del hogar, el diseño, la artesanía y el estilo de vida finalmente pudieron reunirse una vez más y preparar sus pedidos y proyectos de fin de año.

 

A pesar de que este regreso al evento del mundo real se ve obstaculizado por las restricciones de viaje que afectan, no solo a los mercados de exportación más grandes del mundo, sino también al Reino Unido, sin mencionar el temor tangible de que los eventos de la industria se cancelen una vez más, las cifras de asistencia y el volumen  de transacciones  superaron las expectativas de todos los participantes.

 

Una edición reducida, pero con resultados que superaron las expectativas

La pandemia en curso puede haber provocado una disminución en el número de expositores, pero  el número de visitantes en realidad mostró una tendencia extremadamente positiva, con más de 48.000 compradores presentes, aunque habría sido fácil suponer  que esta edición serían en su mayoría franceses, el 28% de los visitantes procedían del extranjeros de los que más de 500 profesionales eran de América.

Además, había una mentalidad particularmente dinámica, con visitantes interesados en que el negocio volviera a encarrilarse, esto se vio reflejado en stands animados y pasillos ocupados durante los 5 días del evento.  Las medidas de salud y seguridad que se habían elaborado por los organizadores en el período previo al evento fueron seguidas sin problema por expositores y visitantes por igual.

Marcas entusiastas

Varios expositores recurrieron a las redes sociales para dar a conocer el éxito que había tenido la feria para sus negocios.  Después de tantos meses con encuentros virtuales, muchos señalaron la importancia de volver a retomar el contacto físico y lo crucial que era para cualquiera que trabajara en el sector de la decoración y el diseño poder descubrir y tocar y sentir nuevas colecciones.  Los expositores pudieron deleitarse con la satisfacción de ver cómo sus pedidos aumentaban, con valores de ventas promedio que incluso superaban los de ediciones anteriores, mientras que los clientes finalmente pudieron conocer de cerca y personalmente los productos, lo que apunta a que el negocio se recupera.  El entusiasmo entre los prescriptores fue notablemente evidente en los sectores de WORK  y PROJECTS que se centraron principalmente en las novedades ahora disponibles en estos dos mercados que han estado en auge durante varios meses. La energía positiva se extendió más allá de las paredes del centro de exposiciones Paris-Nord Villepinte y  llegó hasta el corazón de la ciudad a través de la Semana del Diseño de París  , que plasmó la esencia de Maison & Objet como nunca se había visto.

 

 

La edición de septiembre también brindó a todos la oportunidad de descubrir el proyecto más reciente de Maison & Objet, la Academia.  Una variedad de contenido para profesionales de la industria, dándoles acceso a formación, inspiración y la oportunidad de explorar todos los nuevos y emocionantes hallazgos.  Este nuevo y emocionante proyecto es el resultado directo de los esfuerzos que los organizadores de la feria realizaron durante la pandemia para optimizar la oferta digital a través de la plataforma digital MOM (Maison & Objet y más).

En consecuencia, estamos siendo testigos de que la feria comercial logra un nuevo equilibrio como medio de comunicación, ofreciendo  el paquete completo de herramientas físicas y digitales.

 

A toda máquina para enero de 2022, una edición muy ambiciosa

El resultado  de septiembre se desarrolló en todos los niveles, confirmando esta edición como la que marca un regreso a los negocios.  Para Maison & Objet,  supone una transición alentadora a enero de 2022.  El equipo está ansioso por celebrar el regreso de la feria al desarrollando un nuevo tema de inspiración: el resurgimiento del lujo.  Es un concepto que tiene como objetivo resaltar la oferta de lujo en el corazón del evento, invitando a los expositores a realizar el espectacular montaje por el que la feria es tan conocida.  El mercado también será testigo del regreso de los premios Rising Talent Awards, que en esta edición en particular arrojarán luz sobre los diseñadores japoneses emergentes.  Los compradores asiáticos son especialmente influyentes en el ámbito de la decoración y el diseño, por lo que la idea es dar la bienvenida a su regreso a Europa lo antes posible.  Estos jóvenes diseñadores se codearán con el arquitecto Franklin Azzi.  Nombrado Diseñador del Año en 2020, presentará su proyecto en el sector WORK.

 

Por último, pero no menos importante, aprovechando el éxito de los eventos urbanos celebrados en paralelo a las ferias comerciales en Paris-Nord Villepinte,  Maison & Objet lanzará un nuevo itinerario “In the City” que incluirá showrooms, galerías y tiendas emergentes de la capital francesa.  Maison & Objet Paris, se celebrará del 20 al 24 de enero de 2022, con la novedad de que comenzará en jueves.

 

Fuente: Prensa Maison Objet