Maison & Objet: Excuse My French!

¿Cuál es el vínculo entre la Primera Dama, Brigitte Macron, el coreógrafo Benjamin Millepied y la cantante Christine and the Queens… aparte del hecho de que todos son franceses? Según Vincent Grégoire, de la consultora internacional de estilo e innovación NellyRodi, cada uno de ellos tiene un “algo” – ese atributo indefinible, que rima con encanto natural, elegancia sin esfuerzo y un sentido de la belleza.

Para cada edición de MAISON&OBJET, NellyRodi analiza las últimas tendencias sociológicas y los hábitos de consumo con el fin de proponer un tema en armonía con los tiempos. El título elegido para enero de 2019 ciertamente tiene una nota humorística, Excuse my French ! (¡Disculpe mi francés!) pero esto no impide que examinemos seriamente un fenómeno innegable: el regreso de Francia a la vanguardia de la escena internacional.

“Existe una nueva curiosidad por los franceses en el extranjero, una especie de fascinación”, dice Vincent Grégoire. Para él, este impulso puede atribuirse en parte a la globalización: “En un universo que se está uniformizando, donde todo se vuelve igual, nos centramos en las excepciones y las diferencias”. ¿Dónde celebrar esta renovación si no es en MAISON&OBJET, la feria parisina de la decoración, el diseño y el arte de vivir por excelencia? Los visitantes extranjeros podrán conocer a los nuevos diseñadores y marcas de Francia, mientras que los profesionales franceses tendrán la oportunidad de entender cómo abordar el “Made in France in 2020”.

El País de la Ilustración se ha establecido desde hace tiempo como una referencia indiscutible en los ámbitos del arte, la moda y el diseño. Para algunos, simplemente representa la esencia misma de la elegancia. Pensamos en el Palacio de Versalles o en Catherine Deneuve, pero dejando de lado estos tópicos, Vincent Grégoire enumera varios factores que explican este renacimiento. En primera línea, hay una profusión de marcas que reinterpretan el saber hacer tradicional para crear productos innovadores y exclusivos. Una nueva ola de creadores cosmopolitas adopta un enfoque multicultural, transformando la elegancia francesa al inyectarle inspiraciones de otros lugares en un espíritu de fusión.

La importancia de la French Tech también es esencial. París es el hogar de la incubadora de empresas más grande del mundo, Station F. Muchas empresas francesas son líderes en el campo de las nuevas tecnologías y están haciendo cambios revolucionarios en nuestros interiores.

En cuanto al mundo del diseño, está lleno de talentos que denotan un estilo que podría describirse como Clásico con un giro, aportando una cierta excentricidad y extravagancia, una nota de irreverencia y audacia típicamente francesas.

 

maison objet

 

Todos estos temas se reunirán en enero en el Forum Tendances, un espacio de 250 m2 situado en el pabellón 7, que presentará una selección de productos que encarnan la esencia de la nueva escena francesa. Inspirada en la Galería de los Espejos de Versalles, la puesta en escena teatral incluirá también algunos toques impertinentes y sorprendentes: una furgoneta en el centro del decorado, una luminaria hiper-contemporánea en medio de arañas ultraclásicas. “Siempre habrá un intruso, un elemento perturbador, un espíritu de contradicción”, promete Vincent Gregoire. “Componentes esenciales del famoso “je ne sais quoi”.”

 

Fuente: Prensa Maison & Objet